Oscuros

Fecha de publicación: 01/07/2010

Páginas:416

ISBN: 9789509080935

Hoy les traigo la reseña del primer libro de la saga Oscuros. Esta es una novela romántica dirigida al público adolescente escrito por Lauren Kate.

Todo empieza cuando la protagonista Lucinda Price (aunque prefiere que la llamen Luce) tiene que abandonar su antiguo instituto, para trasladarse a Espada y Cruz, un reformatorio de la zona. Ahora todos se preguntan como llega ella al reformatorio. Esto sucede por un accidente que ella presenció donde murió su novio Trevor.
Aunque la llegada al reformatorio no comienza muy bien, ya que la castigan, y además, las cosas tampoco mejoran. Por suerte, conoce a personas muy amables con ella, como Penn, Arriane y Cam. Los días pasan en Espada y Crus y Luce sentirá una atracción hacia Daniel Gregori, hasta siente que lo conoce.

Esta historia me encantó, aunque también tiene algunos defectos. Hay muy poca acción, y además, carece de pasión entre los protagonistas. La falta de estos temas hace que la lectura se vuelva un poco más lenta. La historia es entretenida, y ya tengo ganas de leer la segunda parte para ver si la historia mejora. Espero que tenga más acción y mejores momentos.

En definitiva, es un libro introductorio a lo que promete ser una saga llena de aventura y acción que le gustará mucho a la gente que le gusta este tipo de lectura.

Sinopsis: Helston, Inglaterra, 1854. Es noche cerrada y dos jóvenes conversan en una remota casa de campo. Se sienten irresistiblemente atraídos el uno por el otro, pero él insite en que no pueden estar juntos. Ella desatiende sus advertencias y se acerca a él, con paso lento y desafiante. Cuando se besan, el tiempo se detiene y un silencio furioso e infinito lo inunda todo.Así comienza Oscuros, pero el origen de esta historia se remonta en realidad a miles de años antes. Cuenta la leyenda que cuando Lucifer se rebeló contra Dios, dando paso a una cruenta guerra en el cielo, dos ángeles rechazaron posicionarse. Se llamaban Daniel y Lucinda, y en lugar de elegir entre el bien y el mal, optaron por el amor: se escogieron el uno al otro. Por ello fueron doblemente castigados: Daniel debería pagar el resto de la eternidad vagando por la tierra como ser inmortal y Lucinda se reencarnaría una y otra vez sin recordar su identidad. Su historia de amor estaba condenada a terminar en tragedia porque, a lo largo del tiempo, cada vez que Daniel le revelara a Luce -en cualquiera de sus distintas vidas- su verdader identidad, ella moriría en el acto.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

¡Registrate a nuestro newsletter!

Otras reseñas