LA CAMPANA DE CRISTAL

AUTORA: Sylvia Plath
EDITORIAL: Edhasa
PÁGINAS: 384
RESEÑADO POR: Maga

Esther Greenwood, una joven de los suburbios de Boston, llega a Nueva York para hacer una pasantía en una famosa revista. La oportunidad equivale a vislumbrar las puertas del Olimpo. Estamos a mediados de la década del cincuenta y la persecución del éxito gobierna la vida de la ciudad. Sin embargo, nada de eso puede disfrutarse sin asimilarse a esa cultura. Que indica un lugar prefijado para las mujeres: glorificar la liviandad y el glamour, entregarse felizmente a los brazos de la frivolidad y más tarde convertirse en madres.
Esther no está hecha para adorar esa secuencia.  Y su regreso a casa, a lo que debería ser un remanso y un reencuentro, tampoco la recompone. De algún modo ha quedado marcada por la experiencia de lo insustancial de la vida. Su destino, que una vez pareció una línea recta, es ahora un laberinto. Su sentimiento dominante es esa angustiosa levedad que oscurece lo trivial, lo amoroso y lo trascendente.
Clásico de la literatura del siglo XX, La campana de cristal es el emocionante relato de una joven que lucha por encontrar su identidad. Para hallarla debe atravesar la malla de hierro de las convenciones sociales y los fantasmas, para nada amables, que se levantan de no respetarlas. La escritura de Sylvia Plath, a la vez fría y conmovedora, retrata la desorientación de Esther con una sensibilidad aguda que asombra en cada página. El dolor de la soledad y el desamparo no se piensan igual después de leer esta novela.



¡Holaaaaa! Lo sé, lo sé, después de leer “Zac y Mia” y este libro necesito una dosis de algo alegre porque sino voy a entrar en un pozo depresivo enorme jajaja.

Bueno, este libro fue como un BUM total, espero que se entienda lo que quiero explicar, el comienzo es algo lento, sin sentido incluso… pero luego todo va tomando forma, en una vida decadente, llena de gente falsa, y siendo falsa ella misma, la protagonista, Esther, no encuentra su lugar en el mundo y no le gusta nada de como va yendo su vida, la encuentra fría, rodeada de cosas que cree que no merece, un trabajo que no sabe si le gusta, su pasión es la poesía pero se ve obligada a trabajar en una revista de moda, como que se siente atrapada en el mundo que ella misma creo y no puede encontrar la salida.

Todo esto lleva a Esther a hacer cosas ridículas, a intentar olvidarse de todo, con alcohol, salidas, etc, pero nada la saca de la depresión que siente, la tristeza ante todo lo que la rodea, y ese vacío total de emociones. Eso es un punto que quiero remarcar… Dios mio, ¿En qué pensaba la autora al escribir esto? No note ninguna emocion pura casi hasta la mitad del libro, era como un robot, viviendo y tomando medidas sin sentir, hasta que lo ultimo que siente es desesperación.

No hay personajes secundarios dignos de ser mencionados, tal vez Doreen, su amiga de la revista, o Buddy Willard, el ex novio que la traicionó, y también su madre, que le preguntaba una y otra vez que hizo mal con ella y nuestra protagonista no podía darle una respuesta, porque el problema era ella en general.

No es nada del otro mundo, una novela que remarca la tristeza y la presión que siente esta joven, hasta el punto de no querer vivir más, pero que tiene una continuidad que te impulsa a seguir leyéndolo. No es mi libro favorito pero es super recomendable a quienes no logran entender estos temas de depresión, falta de emoción, etc. Entretenido y rápido de leer.

Gracias a Riverside Agency / Edhasa Argentina por el ejemplar.

¡Registrate a nuestro newsletter!



Hola! Mi nombre es Federico Valotta y soy el fundador de Atrapado en la lectura. Trabajo hace ya unos dos años en el sector editorial, pero mi pasión por los libros es tanta que necesito publicarla en un blog. Soy Licenciado en Publicidad y en mi tiempo libre además de leer, bailo. También tengo una cuenta de Youtube de libros 🙂
0 votes