Calificación de Mariann:

¡Buenas!
El otro día estuve pensando qué libro que yo hubiese leído, no le haya llamado mucho la atención a Fede (como sabrán él no lee mucho romance y esas cosas dramáticas), así que se me ocurrió contarles sobre este primer tomo que forma parte de una trilogía y que si bien leí hace un tiempo, fue uno de esos libros que lograron dejarme a la expectativa. Los dejo entonces con la reseña…
A veces nos recomiendan libros de los que dudamos si serán interesantes o si llegarán a atraparnos (y más ahora que los precios son otro punto a tener en cuenta en el momento de comprar), pero al ver el libro nos damos cuenta de que existe un no se qué que nos lleva a leerlo. Algo parecido fue lo que hizo que yo llegase hasta El bosque de los corazones dormidos, cuando me lo recomendaron dudé, sin embargo decidí darle una oportunidad y, la verdad, no me arrepiento.
Esther Sanz es quién le da vida a Clara una jovencita que de un día para el otro se queda huérfana, pierde a su madre y a su abuela, y queda al cuidado de su tío Álvaro, un hombre malhumorado que parece no tenerle nada de cariño y que solamente muestra interés por sus abejas y su trabajo de apicultor, es por este motivo que nuestra protagonista decide quedarse en la Dehesa, la hacienda que heredó de su madre, para de esa forma alejarse un poco del mundo, comenzar una vida por su cuenta e intentar vivir lo más lejos que se pueda de este hombre que no la soporta.
Desde el momento en el que Clara llega a la Dehesa la historia se llena de misterio con la aparición de un ser extraño al que ella llama “fantasma” y que, lejos de asustarla, se convierte en algo así como su guardián. Los días pasan y ella debe aprender a sobrevivir en este lugar que le es extraño, en un pueblo que no conoce y con gente que no le despierta nada de cariño ni confianza, hasta que descubre el diario que era de su madre y en ese momento le surge la intriga acerca de la verdadera identidad de su padre. Con la búsqueda de su identidad, Clara, también conoce un secreto milenario que se esconde en lo más profundo del bosque que rodea la estancia y al pueblo de Soria.
Este es un libro que no solo cuenta la triste historia de una pobre chica que llega a instalarse a una casa destartalada, muestra también la fortaleza de esta chica al enfrentar sus miedos, al descubrir ciertos secretos de su pasado y al sobrellevar esta crisis que surge en su vida de una forma prematura. 
Con la carga justa de drama, romance y misterio, El bosque de los corazones dormidos, logra juntar los ingredientes perfectos para atraparnos y para provocar que no querramos dejar de leerlo. Esther Sanz tiene un estilo muy dulce y poético, con descripciones adecuadas y construye una trama que deja algunos cabos sueltos, pero que al finalizar el libro nos deja satisfechos.
Tras la muerte de su abuela, Clara se ve obligada a dejar Barcelona para trasladarse a Colmenar, un pequeño pueblo de montaña donde reside el único familiar que le queda con vida. Apenas se conocen, pero tendrán que convivir un año entero, hasta que Clara cumpla los dieciocho.
Lejos de su casa y de su mundo, Clara deberá enfrentarse a si misma y a sus propios fantasmas, y mientras desentierra viejos secretos familiares, dos chicos totalmente diferentes, Braulio y Bosco, despertarán la magia de su corazón… con consecuencias imprevisibles.

¡Registrate a nuestro newsletter!



Hola! Mi nombre es Federico Valotta y soy el fundador de Atrapado en la lectura. Trabajo hace ya unos dos años en el sector editorial, pero mi pasión por los libros es tanta que necesito publicarla en un blog. Soy Licenciado en Publicidad y en mi tiempo libre además de leer, bailo. También tengo una cuenta de Youtube de libros 🙂

0 votes