Calificación de Fede:

Alguien allá arriba te odia es un libro autoconclusivo publicado bajo el sello Seix Barral de la Editorial Planeta. La verdad es que durante el libro iba super feliz y me parecía una historia super linda (bueno, no taaan linda teniendo en cuenta el tema del que trata… pero se entiende ¿no? no, okay). Y siento que al final derrapó…tremendamente…los últimos capítulos fueron los más WHAT THE FUCK que he leído.
Comenzamos bien, dos chicos con cáncer, en un hospital y queriendo vivir lo que les queda de vida al máximo. NO, ESTO NO ES BAJO LA MISMA ESTRELLA. En lo único que se parecen TFIOS y este libro, es en que los protagonistas tienen cáncer…el resto…NADA. Volvamos a la historia. Me súper divirtieron los personajes, sus pensamientos son muy crudos pero reales, y sus comportamientos son justo los correctos para su edad.
A ver, son un chico y una chica de 17 y 15 años respectivamente. El narrador es Richard (osea, el chico XD), y la verdad es que lo sentí super real. Puede sonar maleducado, sarcástico, molesto y por algunos momentos te dan ganas de pegarle, pero seamos sinceros, a esa edad ¿Quién no es así?. Por momentos les juro que casi le estaba por gritar que no podía ser más hdp (porque en serio, algunas de las cosas que hace son muy malas) pero luego recapacitaba y lo que el chico hacía era correcto para la edad que tenía. Creo que este libro abrió un poco mi mente en eso, ya que después de tantas sagas y libros donde los protagonistas de 17 años salvan al mundo, etc…ver uno REAL fue bastante “impactante”.
La historia es cruda, no vamos a ser caraduras, ellos se encuentran en un ala del hospital donde se encuentran enfermos que no les queda más de un mes de vida, por lo tanto estos dos chicos van a querer vivirlos al límite, con TODO lo que eso implica (y con TODO me refiero realmente a TODO). Me encantaban los pensamientos que tenía Richard, eran lo que le daba esa cuota divertida al libro y que lo volvía fluído de leer y fácil.
Pero llegando al final, hubo dos escenas que me dejaron bastante desconcertado porque no entendí muy bien que fue lo que sucedió, especialmente el final (literalmente, la última página) porque siento que el libro deja como a libre interpretación ciertas cosas y que me hizo sentir “inestable”, en realidad no sé como explicarlo es algo raro.
En fin, creo que es un gran libro, que puede dejar una cierta enseñanza si se lo ve con otra mirada, y que la verdad se los recomiendo “Fede, si lo recomendas porque le bajaste estrellas”, las estrellas se las bajé simplemente por esa sensación final, que en mi opinión medio “arruinaron” lo anterior.

Gracias a Editorial Planeta Argentina por el ejemplar.


¿Qué hago yo, Richard Casey, en un pabellón de enfermos terminales? Todo es culpa del síndrome AAATO (Alguien Allá Arriba Te Odia). Supongo que ser el Increíble Chico Agonizante a mis diecisiete años es parte del gran plan que preparó Alguien Allá Arriba. 
Pero espera: todavía no muero. O sea, mi deber consiste en mantener la vida con chispa. Así que dedico mi tiempo a asustar a los visitantes del pabellón, irme de farra con el tío Phil y jugar cartas. Por su parte, Sylvie —la hermosa quinceañera de la habitación 302— está en la misma onda, aunque ella tiene un plan verdaderamente extraordinario. Hey, somos chicos; no somos prisioneros en este hospital.
En medio de médicos, mamás tristes, papás iracundos, familiares excéntricos, enfermeros geniales y hasta una «arpía», estamos Sylvie y yo. Un chico y una chica. Y queremos seguir vivos a nuestro modo, bajo nuestras propias reglas, el tiempo que nos quede.

¡Registrate a nuestro newsletter!



Hola! Mi nombre es Federico Valotta y soy el fundador de Atrapado en la lectura. Trabajo hace ya unos dos años en el sector editorial, pero mi pasión por los libros es tanta que necesito publicarla en un blog. Soy Licenciado en Publicidad y en mi tiempo libre además de leer, bailo. También tengo una cuenta de Youtube de libros 🙂
0 votes