Calificación de Maga:

¡Holaaa! El finaaaaaal, chan chan jaja no me culpen estoy emocionada, tengo taaaaaaaanto que decir que mejor empiezo. Lo empece a penas termine el segundo, justo se me había cortado la luz y tuve una cita romántica con Jude a la luz de las velas, hermoso (?

El principio me encanto, siempre empiezan bien estos libros, todo es super romántico y tierno, pero después vienen los problemas y ahí es donde odio tener que criticar a la autora con respecto a los histeriqueos. Un poco de histeriqueo esta bien, porque pasa siempre en todas las relaciones, en todo momento, pero… Luce llego a puntos indescriptibles de histeria. Eso es lo que no me gusta de la saga en general, esa cosa de Luce. 
Jude siempre tan perfecto y servicial que estaba a sus pies, obvio que ya mucho mas maduro y con otros planes de vida, ya sea el futbol, Luce, el dinero. Odio tener que compararlo pero pasa lo mismo que en Beautiful Disaster, el tiene una oportunidad de triunfar, y ella “no quiere que el dinero lo cambie”… si, el dinero cambia a las personas, pero no por eso tiene que ser malo, creo que ahí es otro capricho de ella. Luce estuvo floja, por eso le baje una estrella, no fue la misma que en el primer libro, como que decae, pero Jude compensa todo, sobre todo en la trama, siempre arreglando todo

Aparece otro “malo” que es Anton, hermano de la compañera de universidad de Luce, quien se enamora de ella y le da un toque divertido por sus peleas con Jude, sigo quedándome con Adriana Vix como “chica mala” de la saga. 
El final no me pareció predecible, es mas, llegue a pensar cada hipótesis que después me reía sola, pero me gustó, no fue la trilogía que MÁS me encanto, pero me divirtió muchísimo y volvería a leerla seguramente. Otra cosa que me gusta remarcar, como pasa con 50 Sombras de Grey, es que en la portada hay cosas que luego entendes porque están en la tapa, es decir, la campera de cuero, las llaves, y la moto… es super divertido cuando te enteras porque es y te sentís genial. La edición es lindisima, para mi gusto, es mejor que la de Inglaterra o Estados Unidos, cosa que raramente sucede y también esta bueno destacar. Acá les dejo una foto de las distintas portadas.
USA (Izquierda) – UK (Derecha)

Si compartir los sueños con un chico normal ya es complicado, hacerlo con Jude Ryder es casi una imprudencia. Impulsivo, apasionado y temperamental, Jude sólo quiere vivir el presente -y esto no está nada mal, porque es un bombón-; pero Lucy sabe que para que lo suyo funcione deberán aprender a superar sus pasados y esforzarse por compartir los planes de futuro. Y, claro, esto no es tan divertido como vivir su pasión como si no hubiera mañana… Además, las vacaciones separarán de nuevo sus caminos: Lucy se debe al ballet y a la búsqueda de un trabajo de verano mientras que Jude tiene que entrenar para las pruebas de la NFL. ¿Pueden los polos opuestos atraerse lo bastante como para superar la distancia o se darán cuenta que su destinos son incompatibles?

Share this post

Esta entrada tiene un comentario

  1. La trilogía Crash me entretuvo.
    Comienza cuando los protagonistas están en el verano previo al último año de secundaria en USA. Ambos tienen tremendo dramón sobre sus espaldas. Ella es la chica buena, aplicada y ama la danza clásica. Él es el chico malo, con varias entradas en la cárcel, vive en un hogar de acogida para jóvenes abandonados y es un crack del fútbol americano.
    La trama no tiene gran profundidad pero no es tonto el relato. Para hacer una comparación con la saga del Affair Blackstone (Desnuda, Todo o nada y Sorprendida): ahí la historia está desaprovechada y la autora, habiendo planteado un escenario atractivo e inteligente, luego lo reduce a nada y se limita a escenas de sexo. En esta trilogía hay conflictos con su correspondiente desarrollo (la carga de erotismo está presente aunque las relaciones sexuales recién aparecen en el final del segundo libro y en el tercero donde ellos ya tienen 21 años). La falta de profundidad viene más porque los protagonistas son chicos de hoy y resuelven las situaciones de acuerdo a la edad que tienen. A veces con un compromiso y madurez mayor a lo esperado para sus edades, pero viven lo que tienen que vivir en esa etapa de la vida. Pasar el último año de colegio, ir al baile de comienzo de año, elegir carrera, universidad, terceros que ponen en riesgo la relación, encuentros y desencuentros. Y como está dirigida a un público juvenil, está bien lograda.
    Me gustó mucho: los sentimientos de él. El la ve y "sabe" que es "su chica" y la cuida como al afecto que no se pude dañar jamás. Pensando en adolescentes/jóvenes que puedan leerla, hay un buen mensaje del sexo con amor, con seguridad, cariño, con mucha ternura. Y viene del lado de él. Si hubiera sido por ella en la primera cita avanzaba. Y él le explica que no va a hacer nada de lo que pueda arrepentirse con ella, que él necesita aclarar sus ideas y sentimientos antes de que pase algo.
    Ella es mucho más indecisa e infantil, lo que podría hacer que el lector no empatice con la protagonista. Pero ¡tiene 17 a 21 años! Es lógico que tenga los miedos que tiene, que no sepa si mudarse o no de ciudad, si seguir la carrera suya o abandonarla para acompañarlo a él.
    No sé para qué edad la recomendaría: conozco chicas de 15 años que han leído Cincuenta sombras, Caballo de fuego, los Pídeme de Megan Maxwell. Frente a estos libros la trilogía Crash es un caramelo sugus para nenes de jardín. Carlota

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Menú de cierre