Calificación de Maga:

¡Hola a todos!:) para empezar quiero ser totalmente sincera… Había intentado leer antes este libro antes porque me lo habían prestado y no me había enganchado, es decir no le tome el rimo. A veces me pasa, como con 50 Sombras de Grey que tuve que intentar tres veces para engancharme,eso no quiere decir que no me haya gustado el principio, sino que a veces simplemente no podes o no es el momento.
Ahora sí, empezando, quiero agradecerle a Fede por el libro 😀 ♥ te loviu, por darme los libros para reseñar porque A) no son su estilo y B) son MUY mi estilo. Y el me conoce “literariamente” hablando… y no se equivocó. Me enamore de Jude Ryder antes del capitulo 5.. y lo terminé en dos días, contando que tuve facultad y todo eso. (Si, me pase 5 paradas del colectivo de donde tenía que bajarme por saber que pasaba).

Si bien el principio es como muy precipitado, ya que se conocen en el capitulo uno y tienen una atracción muy fuerte, casi irracional, para mi que no creo en el amor a primera vista fue EXCESIVO, pero después baja un poco el ritmo y ves que detras de los personajes hay historias fuertes y una razón para ese amor. Jude es “El chico malo” si, un cliché, pero este es REALMENTE malo, no como los malos buenos, como Travis Maddox (mi marido), Jude es MALO, antecedentes, venta de droga: MALO. Y eso no cambia por ella, tampoco se amplifica jaja, pero se mantiene, hasta que bueno, en algún punto algo pasa y ahi nos enamora a todas.
Luce es un poco insulsa al principio, parece hueca y superficial, pero no es realmente así es una chica normal, que acaba de mudarse y tiene problemas como todo el mundo, aunque su mayor problema es la voluntad, no puede mantenerse lejos de Jude aunque siempre dice lo mismo “Debería alejarme”. Otra cosa a resaltar de Luce, es que realmente lucha por las cosas, por “salvar el mundo”, ya sea rescatando un perro callejero, ayudando a su papa y también luchando por sacar el lado bueno de Jude. 
De Sawyer solo puedo decir que al principio se parecia mucho Parker, de Beautiful disaster, con eso de el chico perfecto que persigue a Luce, pero al final creo que fue un mal intento de alejarlos y no duro mucho, podrian haber explotado mas al personaje, aun que no descarto verlo más en el segundo libro, es más, eso espero.
Todo esto al rededor de los nombres de los Beatles me encanto, el Jude, ella Lucy… incluso su padre le dice Lucy in the sky with diamonds y hay todo ese tipo de chistes relacionados con los Beatles que es genial, divierte y descontractura mucho todo. 
No quiero hablar del final, porque sería spoilearlos y no tiene ningun sentido, solo que… a veces la vida es una mierda, ¡Perdon! Habia que decirlo, pero siempre hay que verle el lado positivo como hace Nicole Williams 😉 Yo, por mi parte me voy a leer el segundo libro que me espera 🙂 
Me declaro: 

Gracias a Penguin Random House por el ejemplar.

Jude Ryder y Lucy Larson tienen personalidades completamente opuestas. Lucy es una tímida e inocente joven que adora el ballet y le gusta llevar una vida tranquila. Jude, en cambio, es rebelde, siempre está metiéndose en líos y su vida es un constante desafío. Aunque no tienen nada en común, cuando sus caminos se cruzan la química que surge entre ellos es tan fuerte que les cambiará la vida para siempre.
Una historia amor y odio entre dos personas predestinadas a amar se y a vivir un romance intenso y arrollador que les llevará por caminos muy arriesgados. Una novela que ha causado furor entre los adolescentes de EE.UU.

Share this post

Esta entrada tiene 2 comentarios

  1. La trilogía Crash me entretuvo.
    Comienza cuando los protagonistas están en el verano previo al último año de secundaria en USA. Ambos tienen tremendo dramón sobre sus espaldas. Ella es la chica buena, aplicada y ama la danza clásica. Él es el chico malo, con varias entradas en la cárcel, vive en un hogar de acogida para jóvenes abandonados y es un crack del fútbol americano.
    La trama no tiene gran profundidad pero no es tonto el relato. Para hacer una comparación con la saga del Affair Blackstone (Desnuda, Todo o nada y Sorprendida): ahí la historia está desaprovechada y la autora, habiendo planteado un escenario atractivo e inteligente, luego lo reduce a nada y se limita a escenas de sexo. En esta trilogía hay conflictos con su correspondiente desarrollo (la carga de erotismo está presente aunque las relaciones sexuales recién aparecen en el final del segundo libro y en el tercero donde ellos ya tienen 21 años). La falta de profundidad viene más porque los protagonistas son chicos de hoy y resuelven las situaciones de acuerdo a la edad que tienen. A veces con un compromiso y madurez mayor a lo esperado para sus edades, pero viven lo que tienen que vivir en esa etapa de la vida. Pasar el último año de colegio, ir al baile de comienzo de año, elegir carrera, universidad, terceros que ponen en riesgo la relación, encuentros y desencuentros. Y como está dirigida a un público juvenil, está bien lograda.
    Me gustó mucho: los sentimientos de él. El la ve y "sabe" que es "su chica" y la cuida como al afecto que no se pude dañar jamás. Pensando en adolescentes/jóvenes que puedan leerla, hay un buen mensaje del sexo con amor, con seguridad, cariño, con mucha ternura. Y viene del lado de él. Si hubiera sido por ella en la primera cita avanzaba. Y él le explica que no va a hacer nada de lo que pueda arrepentirse con ella, que él necesita aclarar sus ideas y sentimientos antes de que pase algo.
    Ella es mucho más indecisa e infantil, lo que podría hacer que el lector no empatice con la protagonista. Pero ¡tiene 17 a 21 años! Es lógico que tenga los miedos que tiene, que no sepa si mudarse o no de ciudad, si seguir la carrera suya o abandonarla para acompañarlo a él.
    No sé para qué edad la recomendaría: conozco chicas de 15 años que han leído Cincuenta sombras, Caballo de fuego, los Pídeme de Megan Maxwell. Frente a estos libros la trilogía Crash es un caramelo sugus para nenes de jardín. Carlota

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Menú de cierre