¡Hoy toca una reseña doble! Vamos a reseñar el libro Oblivion: Un cielo tras otro, el primer ejemplar de la trilogía escrita por Francesc Miralles. Agradecemos a las editoriales La Galera por el ejemplar de Nat y a Del Nuevo Extremo por el ejemplar de Fede.

Calificación de Fede:

Tenía muchiiiiisimas ganas de leer este libro, no lo voy a negar. Y el resultado fue…ni. A ver, como explicarlo. Ya he leído otro libro de este autor (Retrum), y la pluma me había gustado mucho. Conocía a través de ese libro que su forma de escribir es bastante fluida y que por lo menos en ese libro los capítulos eran muuy cortitos. En Oblivion eso no cambia.
El libro no me pareció malo en su totalidad, si no que por momentos. Creo que el autor utiliza muchos rasgos para llamar la atención y después no los supo desarrollar correctamente. Si, volvemos al dilema de que faltan dos libros todavía, pero para que presentarme algo en el primer libro que no vas a desarrollar correctamente hasta el segundo o tercero? Hace que me ilusione con un tema y luego el desarrollo sea más bien pobre.
Mientras lo iba leyendo el libro no me “mataba”, tampoco me aburría, pero a la vez no era algo que diga: “wow, que buen libro”. Creo que lo que recién me llegó a enganchar está en las últimas 2 hojas (cosa que creo positiva por una parte, pero a la vez negativa). No puede haber algo que te enganche justo en el final, ¡más de la mitad de los lectores se van a quedar en la mitad y no van a querer continuar!
El libro hace referencia a Retrum (otro libro del autor como ya mencioné antes), y sinceramente no sé si hace spoiler o no, porque soy medio malo con hacer relaciones XD, pero según me han dicho, si puede hacer un poco de spoilers, así que por las dudas yo lo aviso…yo en particular ni me di cuenta.
Es una saga que quiero ver como continua, y ver si desarrolla correctamente lo que en este libro quedó como “colgado”. Me han encantado la edición y las frases que ha seleccionado el autor para cada capítulo. El personaje de Birdy se me hizo gracioso y misterioso a la vez, creo que sin ese personaje el puntaje hubiera sido mucho menos.

Calificación de Nat:

Oblivion. O lo que yo titularía: Olvídalo. 
Voy a tratar de hacer la reseña de este libro lo más coherente y educada que se, a pesar de que el libro no me ha gustado en absoluto. 
Sasha es un joven que quiere salir de su isla, que se siente atrapado siempre entre las mismas cosas y que necesita ver mundo y por eso sus padres acceden a enviarlo con su tío. Así que rumbo a Madrid y con todas las ilusiones del mundo al llegar que todo se esfuma, su tío ya no es el que recordaba ni tiene una casa donde hospedarlo, solo una caravana en un viejo y abandonado camping de nombre Stardust. Eso sí, le ha asegurado una plaza en un buen colegio de pago, en el cual Sasha nunca llega a sentirse a gusto. Y hasta aquí es donde puedo decir que he leído a conciencia, a partir de aquí me he ido dispersando en la lectura, sus cortos capítulos, nunca más largos de dos páginas, y una historia que se me hacía lenta y pesada y que en ningún momento me ha llegado a atrapar me ha dejado con un mal sabor de boca que no me había pasado nunca. 
A medida que avanza y vemos a Sasha y sus nulos intentos de integrase en el colegio, se encuentra de que en el camping hay un vecino más, vecina en este caso, Birdy, un poco rara la chica… pero para rarezas Ivonne, a la que conoce en la discoteca que da nombre al libro. A partir de ahí se desarrolla la historia que nos vendían, experiencias marcianas, pero sin hombrecillos verdes (gracias a Dios, porque eso ya no lo hubiera soportado mi pobre corazón!) y yo desconecté por completo por mucho que leyera, la historia no ha entrado. 
No sé si ha sido la narración, el parón que te hace cada vez que cambia de capítulo tan corto o que el tema, ni me ha llamado la atención una vez en mis manos, pero he encontrado el tema de lo más….olvidadizo. Lo siento mucho, pero no sería un libro que yo recomendase y eso que no he leído una sola reseña mala.

El joven Sasha pasea por un mercadillo con su amiga Birdy cuando encuentran un bar llamado Oblivion, que nunca habían visto antes. Allí, Sasha conoce a Ivonne, que sueña con liarse con un extraterrestre y le cuenta que el amor es un virus de otro mundo que nos permite encontrar nuestro verdadero origen. Cuando Sasha despierta el día siguiente, parece que todo ha sido solo un sueño. Es como si el bar nunca hubiera existido. Pero un día recibe un correo de alguien a quien no conoce, y que afirma que Oblivion es muy real y que ella tiene la clave para acceder.
Hola! Mi nombre es Federico Valotta y soy el fundador de Atrapado en la lectura. Trabajo hace ya unos dos años en el sector editorial, pero mi pasión por los libros es tanta que necesito publicarla en un blog. Soy Licenciado en Publicidad y en mi tiempo libre además de leer, bailo. También tengo una cuenta de Youtube de libros 🙂
0 votes