Calificación de Milu:

“Nada importa, hace mucho que lo sé. Así que no merece la pena hacer nada. Eso acabo de descubrirlo”

Pierre Anthon, se decide a creer que la vida es la nada misma, que nada vale, nada sirve. Un pensamiento muy profundo, y/o raro, para un chico de 14 años.
Sus compañeros de clase, temerosos de descubrir lo que Pierre ya sabía, proponen hacer una montaña de significados, y demostrarle a este chico, que la vida significaba algo. Y ahí es cuando la historia empieza a tornarse extraña y, hasta incluso, macabra.
Al principio entregan cosas comunes, que cualquier chico de esa edad querría como a la vida misma, sandalias, bicicletas, banderas.. Lo que pasa es que cada vez que uno le decía al otro que entregar, se formaba lo que se podría llamar, «efecto bola de nieve»; cada vez lo que pedían era más importante para cada uno. Al mismo tiempo, con cada entrega, se volvían un poco más vengativos.
El desenlace es algo que, la verdad, no me esperaba. 
A ver, pongámonos a pensar, ¿Qué tendrían en la cabeza unos chicos de 14 años en 1995? Nada malo o raro ¿verdad? 
Pero Teller, nos presenta otro tipo de realidad realmente distorsionada. Lo contrario a utopía, nos hace ver una distopía, creo yo.
Es un libro muy significativo, que habría que leer y volver a releer dentro de algunos años.


Pierre Antón deja el colegio el día que descubre que la vida no tiene sentido. Se sube a un ciruelo y declama a gritos las razones por las que nada importa en la vida. Tanto desmoraliza a sus compañeros que deciden apilar objetos esenciales para ellos con el fin de demostrarle que hay cosas que dan sentido a quiénes somos. En su búsqueda arriesgarán parte de sí mismos y descubrirán que sólo al perder algo se aprecia su valor. Pero entonces puede ser demasiado tarde.

Hola! Mi nombre es Federico Valotta y soy el fundador de Atrapado en la lectura. Trabajo hace ya unos dos años en el sector editorial, pero mi pasión por los libros es tanta que necesito publicarla en un blog. Soy Licenciado en Publicidad y en mi tiempo libre además de leer, bailo. También tengo una cuenta de Youtube de libros 🙂
0 votes