Calificación de Cari:

Que resuenen los tambores… Porque el veredicto está a punto de dictarse…
No, no está a punto de nada, porque antes de llegar al tan esperado final tenemos 800 páginas de debates, biografías, hechos históricos y muuuucho bla bla bla innecesario.  ¿En serio Stieg? ¿En serio? ¿Tanto te gusta dejarnos impacientes?

No puedo evitar mi relación Odio-Amor con esta trilogía, pero para este libro tengo más de lo primero que de lo segundo. Es como mirar a un niño de dos años tratando de anudarse los cordones, puede ser divertido por un rato, pero después de 200 páginas solo quieres decirle que te deje hacerlo y que puede aprender otro día.

Me considero una persona paciente pero sinceramente me saco de mis casillas más de una vez, y casi tiro el libro por la ventana más de una vez. Ósea, si, queremos saber el proceso del juicio, pero definitivamente no necesitamos todo el proceso técnico del juicio.

Si los dos libros anteriores tenían temas irrelevantes  este definitivamente tiene el doble. Es imposible no perder el interés, Y tienes que tener una gran fuerza de voluntad para leerlo.
Les recomiendo que lo lean, solo aquellos que ya leyeron los dos anteriores y sienten que no pueden vivir con la incógnita. Pero tengo que decirles que no los culpare si se quieren saltar paginas y que estoy casi segura que el final los dejara si no insatisfechos, altamente decepcionados.

Los lectores que llegaron con el corazón en un puño al final de La chica que soñaba con una cerilla y un bidón de gasolina quizás prefieran no seguir leyendo estas líneas y descubrir por sí mismos cómo sigue la serie y, sobre todo, qué le sucede a Lisbeth Salander. Como ya imaginábamos, Lisbeth no está muerta, aunque no hay muchas razones para cantar victoria: con una bala en el cerebro, necesita un milagro, o el más habilidoso cirujano, para salvar la vida. Le esperan semanas de confinamiento en el mismo centro donde un paciente muy peligroso sigue acechándola: Alexander Zalachenko, Zala. Desde la cama del hospital, y pese a su gravísimo estado, Lisbeth hace esfuerzos sobrehumanos para mantenerse alerta, porque sabe que sus impresionantes habilidades informáticas van a ser, una vez más, su mejor defensa. Entre tanto, con una Erika Berger totalmente inmersa en las luchas de poder y las estrategias comerciales del poderoso periódico Svenska Morgon-Posten, en horas bajas tras el descenso de las ventas y de los anunciantes, Mikael se siente muy solo. Quizás Lisbeth le haya apartado de su vida, pero a medida que sus investigaciones avanzan y las oscuras razones que están tras el complot contra Salander van tomando forma, Mikael sabe que no puede dejar en manos de la Justicia y del Estado la vida y la libertad de Lisbeth. Pesan sobre ella durísimas acusaciones que hacen que la policía mantenga la orden de aislamiento, así que Kalle Blomkvist tendrá que ingeniárselas para llegar hasta ella, ayudarla, incluso a su pesar, y hacerle saber que sigue allí, a su lado, para siempre.

Adquirí este libro en:

¡Registrate a nuestro newsletter!



Hola! Mi nombre es Federico Valotta y soy el fundador de Atrapado en la lectura. Trabajo hace ya unos dos años en el sector editorial, pero mi pasión por los libros es tanta que necesito publicarla en un blog. Soy Licenciado en Publicidad y en mi tiempo libre además de leer, bailo. También tengo una cuenta de Youtube de libros 🙂

0 votes