Esta reseña tiene restricción +18. Si eres menor de edad consulta a tus padres antes de leer la siguiente reseña. El blog no se hace responsable ante ninguna acusación. Si bien el blog es juvenil, hay que recordar que el rango juvenil no termina a los 18 años y por eso se publica esta reseña.

Calificación de Nat:

Temática: Romántica Adulta.
He de reconocer que empecé este libro con muy pocas ganas, después del “fenómeno Grey” desde año pasado nos han saturado de literatura erótica, o más bien, de libros llenos de escenas de sexo porque si en él que el protagonista se enamora de la chica con solo mirarla a los ojos la primera vez y le jura amor eterno pero tiene tantos problemas que no hace más que joderla, literalmente.  Pues este libro no. ¡¡Por fin!! 
Bennet Ryan es un tipo enormemente pedante, orgulloso, terco y ególatra. Pero ahí se queda su bravuconería. Bennet no es un personaje cargoso emocionalmente, no tiene traumas pasados, lo cual se agradece para que no sea otro Gideon Cross o Christian Grey. Básicamente lo que este hombre sufre es lo que se llama “dolor de huevos”.  
Su atracción física con Chloe Mills es algo que lo lleva atormentando desde hace casi un año, lo lleva a la locura cada vez que la ve, con sus zapatos altos, con sus impecables vestidos y por supuesto la privilegiada mente que la chica tiene. 
Ella por su parte es trabajadora, luchadora y contestona. Hace de su personaje femenino una completa delicia ya que cada vez que su jefe se pasa de la raya ella no se amilana, no, no, ella contesta y lo deja a cuadros, siempre en su lugar haciendo que el humor de él vaya a peor y poniéndose cada vez más… “eufórico” por ella. 
Entre ellos empiezan una serie de encuentros sexuales de los cuales disfrutan sin ataduras, no se juran amor, es sexo porque si, porque se desean, porque se atraen como nunca antes les había pasado. ¿Hay muchas escenas de sexo en el libro? Si, pero no os esperéis una narración erótica de BDSM ni nada así, simplemente son encuentros sexuales, cargados de deseo y pasión en los que los fuertes caracteres de ellos harán que salten chispas, hasta insultos, en los que os reiréis bastante, o al menos, a mi me pasó.
Así que espero que disfrutéis el libro tanto como lo hice yo. No os voy a desvelar si ellos se enamoran o no.

Una joven ambiciosa.
Un ejecutivo perfeccionista.
Un odio insoportable.
Una atracción irresistible.
Una mezcla perfecta de sexo, amor y mucho descaro.

Chloe Mills se ha relacionado con los Ryan desde que era una mocosa, así que cuando necesita una beca para finalizar su tesis en empresariales enseguida recurre a la Compañía Ryan Media. Lo que no se imaginaba es que tendría que trabajar para Bennett, el atractivo hijo de los Ryan, que se comporta como un perfecto imbécil con Chloe… hasta que una tarde, repasando una presentación, acaban sucumbiendo a la pasión encima de la mesa de reuniones.
Tratando de mantener el equilibrio entre la profesionalidad y la lujuria, descubrirán con pavor que no es solo el sexo lo que les une: están perdidamente enamorados. Pero todo es tan complicado… y los continuos malentendidos a los que tienen que enfrentarse no van a facilitarles nada la tarea…
Hola! Mi nombre es Federico Valotta y soy el fundador de Atrapado en la lectura. Trabajo hace ya unos dos años en el sector editorial, pero mi pasión por los libros es tanta que necesito publicarla en un blog. Soy Licenciado en Publicidad y en mi tiempo libre además de leer, bailo. También tengo una cuenta de Youtube de libros 🙂
0 votes