Calificación de Naty:



Oh dios mío, ni siquiera puedo decir mucho de
este libro que no sea, ¡¡leedlo con un pañuelo en la mano!!

Este libro me ha dado la vuelta por dentro, ha
sido como una revolución de sentimientos emocionantes, ha sido como si hubieran
cogido mi corazón, lo hubieran abierto, vaciado con una cucharilla y vuelto a
llenar de valentía y humor gracias a los protagonistas. 
Supongo que ha tenido
que ver que yo me vea reflejada en una historia bastante parecida, y que por
fin he sentido que alguien ha comprendido que un enfermo es algo más que una
enfermedad. En este libro se ha reflejado a la perfección como Haziel, la
protagonista, es capaz de hacerle entender al mundo que por encima de una
enfermedad hay una persona que vive, hasta el último momento.
Bien, empecemos por el principio. En este
magnífico libro Haziel nos da una demostración y lección de humanidad con solo
16 años, tiene una enfermedad terminal que trata de superar a toda costa, hasta
que se encuentra con Gus y su cigarrillo.
Como dije al principio cuando leáis este libro
hacedlo con pañuelo en mano y que no os molesten, si os pasa como a mí,
consideraréis que es un momento privado e íntimo.
De manera estética la portada no destaca por
su belleza, pero creo que es porque lo importante es el interior, igual que nos
ha querido reflejar el autor de esta preciosidad de libro. La portada se
muestra austera y sencilla, reflejando un cielo en el que, como el título dice,
hay estrellas.
Dadle una oportunidad, este libro no defrauda.
Sinopsis:

Hazel acaba de
cumplir 16 años. Y tiene cáncer. A pesar de que un tratamiento ha conseguido
reducir su tumor de forma casi milagrosa, es una enferma terminal. Los médicos
no pueden decirle cuánto tiempo le queda; solo sabe que debe vivir pegada a un
tanque de oxígeno y sometida a continuos tratamientos. Desde hace unas semanas,
Hazel forma parte de un grupo de apoyo donde otros chicos como ella comparten
sus experiencias. En realidad, ella acude más por obligación que por voluntad;
¿qué sentido tiene hablar con otras personas de lo que nadie puede cambiar?
Pero su vida da un verdadero vuelco cuando conoce a Gus Waters… Os
preguntaréis: ¿quién es Gus? ¿Y cómo puede cambiar una sola persona la historia
de otra?

¡Registrate a nuestro newsletter!



Hola! Mi nombre es Federico Valotta y soy el fundador de Atrapado en la lectura. Trabajo hace ya unos dos años en el sector editorial, pero mi pasión por los libros es tanta que necesito publicarla en un blog. Soy Licenciado en Publicidad y en mi tiempo libre además de leer, bailo. También tengo una cuenta de Youtube de libros 🙂
0 votes